MICHAEL MONROE + SEXAINE - SALA CARACOL, MADRID // 5-10-2016

Pasión, entrega y actitud ...

Afortunadamente el azar quiso que una de las giras más deseadas de este Otoño aterrizase en Madrid, propiciando  que los fanáticos de este estilo tuvieran la posibilidad de  disfrutar de una suculenta ración de Hard rock o Glam Rock, reuniendo en la madrileña sala Caracol un cartel de auténtico lujo para todos los seguidores de este estilo, contando con la presencia del multi-instrumentista MICHAEL MONROE, un habitual de nuestros escenarios, como principal reclamo presentado las composiciones de su último trabajo "Blackout States". Como compañeros de cartel contábamos con la presencia de los gaditanos SEXAINE, una promesa honesta del metal estatal que venían dispuestos a ratificar las sensaciones dejadas con su álbum, “PornRockAlipsis”.


Aún así tenía curiosidad por escuchar ese rock macarrilla que se había comentado en los momentos previos al concierto. Con bastante puntualidad salieron al escenario, para empezar su actuación en una sala aún medio vacía. Con temas como "Dura y Salvaje" y "Ruido" consiguieron que la gente empezara a animarse. Para la segunda mitad de su actuación ya se podía presumir de asistencia, y mientras sonaba, entre otras, "Banzai" o "Vilna" el ambiente de auténtico concierto de rock n' roll se iba alcanzando. Desde luego que la banda estaba bien escogida, con una energía que contagiaba a todo el que iba entrando en la sala y que tuvieron presente durante todo el bolo. Prueba de esto fue la última canción que nos ofrecieron, "A 120", con la que el quinteto se debió sentir más que satisfecho gracias a los coros y los aplausos del público. No son unos innovadores, pero sí que son auténticos, y no se puede poner queja al concierto de auténtico rock n' roll que dieron.

Sino recuerdo mal, MICHAEL MONROE realizó su última visita a España en Mayo de 2014 en su gira “Horns & Halos Spain Tour” y afortunadamente el músico de Helsinki es de aquellos artistas que siempre sorprenden y convencen en directo. Además,  la principal excusa para esta nueva visita era la presentación de su último trabajo “Blackout States”, un nuevo paso  en su carrera que le sigue adentrando, cada vez más, en un sonido más enérgico y vigoroso. 


Con una lona donde se apreciaba la portada de su trabajo a estrenar presidiendo el escenario y abundante humo, los componentes del quinteto fueron tomando posiciones  acompañados, mientras la sala les tributaba una calurosa  bienvenida, para acto seguido  arrancar su descarga con la pieza que abre su última entrega discográfica “This Ain´t No Love Song”, que ponía a todo el mundo en movimiento mientras MICHAEL MONROE, ataviado con pantalones ceñidos a la pierna y una llamativa chamarra de cuero blanca y roja, se paseaba risueño por el escenario hasta acabar palmoteando con las manos.


Así que no faltaron durante el tramo inicial del show  piezas como la melódica “Old King´s Road”, con Sami Yaffa y Steve Conte ayudando en los coros, o esas contagiosas y efectivas “Trick Of The Wrist” y “´78”.

Tras ofrecernos una buena dosis de su material más reciente llegaba el momento de echar la vista atrás para rescatar la marchosa pieza “Man With No Eyes”, que fue fantásticamente recibida por una audiencia deseosa de corear sus vibrantes estribillos, y más cuando el amable Steve Conte se situó en primera línea para levantar su instrumento y animarnos a todos a apoyar al máximo. 

Tras un parón de rigor, reanudaron su descarga con “Malibu Beach Nightmare”, con MONROE y su saxo luciendo un chaleco negro. Sin duda uno de los mayores activos de la formación es que, a diferencia de lo que suele suceder en la mayoría de bandas, todos y cada uno de sus miembros tiene un protagonismo muy destacado, aunque las miradas primordialmente van al carismático rockstar.


Pero afortunadamente la fiesta no había hecho más que comenzar, de modo que cuando continuaron con dos temas a estrenar, “Keep Your Eye On You” y “Under The Northern Lights”, con el que caldearían todavía más el ambiente para adentrarnos acto seguido, y sin darnos tregua, en el innovador “Child Of The Revolution”, que fue intensamente  acompañado con palmas por el respetable. El retorno a su  material más clásico vendría propiciado por la cover “Hammersmith Palais”, de su época en DEMOLITON 23, que serviría para ir encarrilando la recta final.

Con toda la sala expectante y  prácticamente a oscuras, servía como preámbulo para desatar la locura “Goin´Down With The Ship”, que se convertiría en uno de los temas más vibrantes de la noche, viéndose potenciado a su máxima expresión por el apoyo del público cada vez que llegaba el estribillo de la canción. Lejos de decaer el fenomenal ambiente reinante, la recta final del concierto estuvo marcada por los enérgicos toques de armónica del bullicioso, “Dead, Jail Or Rock´N Roll”, sumergiendo a banda y público en un ambiente deseable, la veterana “Oriental Beat” de Hanir Rocks, mientras que la encargada de finiquitar estaparte del show fue la imprescindible “Machine Gun Etiquette”, convertida ya en un himno absoluto en cada actuación del polifacético artista.



El retorno a las tablas, con MONROE luciendo su gorro de capitán, para finiquitar definitivamente su actuación vendría de la mano de dos de las piezas más directas y rotundas “I Wanna Be Loved / I Feel Alright”, toda una declaración de intenciones que, una vez más, volvió a convertir las primeras filas en un mar de puños apuntando hacia el escenario.

La entrega por parte de la banda fue más que apreciada por el público, y viceversa, lo que hizo que fuera una noche muy especial, a pesar de que la mayoría de los presentes éramos repetidores de MICHAEL MONROE. Y es que, tras más de treinta años creando música, no pierde su identidad, ni la intensidad en sus actuaciones, es digno de admirar. 


Fotos y texto: Dani Diez

0 comentarios: