ENTREVISTA A ENRIQUE VILLARREAL "EL DROGAS"


Enrique Villarreal «El Drogas» fue uno de los pilares fundamentales de Barricada, grupo que pasó a la historia mientras El Drogas sigue cosechando éxitos en la música, agotando entradas en sus conciertos, publicando libros y trabajando sin cesar por la recuperación de la memoria histórica. Recién estrenada su gira de conciertos con la Rhythm & Blues Band, no queríamos dejar pasar la ocasión para charlar con él.

- Desde hace bastantes años vive de día y a la vista de su capacidad creadora, parece que sus días tienen más de 24 horas. ¿Cómo es un día normal en la vida de El Drogas?
Bueno, comenzaré diciendo que no hay dos días iguales. Vivo de lo que me entusiasma pero siendo muy consciente de que cada día hay que cuidar todo lo que tienes alrededor. Desde el oficio hasta la dedicación a la familia. A veces es complicado de compaginar debido a viajes y horarios de ensayo pero siempre se termina complementando precisamente por la importancia vital que la familia ha tenido en mi vida.

eldrogas7

- Tengo entendido que lees mucho y que te gusta la poesía. ¿Qué sueles leer?
Leo bastante. Es uno de los mayores placeres. Además aprendo a expresar las mismas ideas de maneras diferentes al aprender de los escritos de otrxs autorxs.

La lectura de poesía no me exige una concentración especial en la retención de argumentos y personajes y por ello me resulta muy cómoda de seguir o sentir. El mismo poema leído quince minutos después te está transportando por otros rincones. En poesía el tiempo no desaparece pero no tiene esa importancia que cae como una losa en otros géneros.

Y leo de todo, pero sobretodo me gustan autorxs latinoamericanxs. Tengo temporadas.

- Siempre has sido muy ingenioso, pero viendo cómo se las gastan últimamente, ¿cómo haces para esquivar la censura en tus letras?
La censura puede ser relativamente sencilla de torear. Otro cantar y nunca mejor dicho, es la autocensura. Si a Hasel, Strawberry, Valtronic, S.A., Muguruza, titiriteros, artistas plásticos, escritorxs, etc. les meten sentencias durísimas por sus diferentes formas de expresión, no solo es el castigo particular lo que se pone en funcionamiento sino también esa advertencia sibilina de "ten cuidado con lo que haces o…" y cada cual comienza a meter solito la tijera a sus composiciones.



- ¿Sigue teniendo el rock el carácter transgresor que le caracterizaba en sus inicios?
Rotundamente no. Mancharse el pantalón de kalimotxo o empujarte con lxs que tengas a tu lado tiene su lado divertido, pero si no reflexionas sobre lo que el grupo te está cantando es mejor hacerse fan de lxs artistas de la Disney. Las bandas también deberían reflexionar al respecto. El rock no es transgresor "per se". Lo hace transgresor el fondo (sobretodo) y la forma que el grupo quiera transmitir.

- ¿Está todo perdido en el mundo del rock o hay savia nueva que garantice el futuro?
Claro que hay bandas que se dejan la piel haciendo lo que creen que deben hacer y defendiéndolo a muerte en un país donde las dificultades para mostrar al público las propuestas son innumerables. El futuro no es algo que está ahí y de repente te llega. El futuro te lo tienes que trabajar desde hoy.

Ahora yo ya no estoy obsesionado por descubrir al último grupo que salga pero escucho propuestas interesantes como Fuel FandangoCycleBelakoLos ZigarrosCiclonautas

El Drogas

- La situación ha cambiado mucho desde los años 80. En plena transición parecía que las cosas solo podían ir a mejor… A día de hoy, ¿qué hemos ganado y qué hemos perdido?
Cualquier tiempo pasado no fue mejor. A cada cual le toca un momento concreto donde tienes que pelear por tus derechos. La generación actual de jóvenes es la mejor preparada en casi todos los aspectos. Quizás falte esa conexión entre todxs ellxs para sentir que son mucho más fuertes de lo que creen. Que sientan que en la calle se está con ellxs. La gente de mi edad tenemos hijxs y nietxs y romperse la cara por y con ellxs es importante. Se habrá perdido mucho pero hay mucho más por ganar.

- Últimamente parece que las calles están muy tranquilas. ¿Nos hemos acostumbrado a vivir en crisis?
Es normal que en los tiempos que corren, cada cual intente solucionar sus problemas. Nos han "individualizado" para desactivarnos como sociedad. Es el momento de entender que el problema de nuestrxs vecinxs es nuestro problema y pasar como una marabunta por encima de quien se aprovecha de todos nuestros sacrificios. "Que el miedo cambie de bando" es hoy por hoy el mejor lema y la calle arda de manera retórica y literal.



- En los 80 fueron las drogas las que “adormecieron” a una gran parte de la juventud y en los 90 la telebasura. ¿Qué es lo que hace que hoy en día la gente no se revuelva para cambiar la situación?
Te noto un tanto pesimista con la pasividad que nos rodea. Yo quiero intuir esa pasividad como el momento de reflexión para saltar al cuello. Hay muchas personas anónimas que de alguna manera encuentran su lugar de lucha en temas concretos como puede ser la ecología, contra el maltrato animal, contra la violencia machista, pensiones, sanidad pública, visibilización de enfermedades raras, desahucios, educación pública, acoso escolar y laboral, etc…

Todo esto es válido para cambiar una situación social injusta. A la vez también creo que muchas personas entendemos que la gran marea migratoria hacia occidente se debe a la precariedad social y política de la gran mayoría de países del llamado "tercer mundo". Quiero decir con esto que sentimos de alguna manera empatía hacia ellxs sin ser expertxs en lo que sucede en cada país. Sin embargo los medios de comunicación masivos y pertenecientes a lobys empresariales se empeñan en que nos temamos y defendamos de nuestro prójimo para continuar con un sistema político y social que les beneficia.

Parte de esa desactivación que ponen en marcha siguen siendo la prohibición de ciertas sustancias (tema interesante a discutir), la telebasura en todas sus formas (desde programas estúpidamente vacíos, a tertulias políticas, telediarios, búsqueda de talentos en cocina, en costura, en voz, etc…). Y sobretodo, de muchos años a esta parte, el FUMBOL.

- ¿El sistema en el que vivimos tiene arreglo?
Por supuesto. Para ello lo tenemos que desarreglar primero.

- ¿Sigues siendo pacifista?
Claro que sí. Eso no quiere decir que deje de analizar cualquier tipo de respuesta violenta cuando se oprime o reprime a una población. Estoy harto de que nos metan en el tarro que el monopolio de la violencia lo tiene el estado. O sea, me siento pacifista, no testigo de Jehová.

Por poner un ejemplo más actualizado, soy partidario de que maestras y maestros se armen con libros, cuadernos y lápices y no con armas como quiere ese señor anaranjado.

el-drogas-WEB

- Cinco años han pasado ya desde “Demasiado tonto en la corteza”. Luego el doble directo, “Un día nada más”, y en paralelo “Sombras que la luz grita”, un disco basado en “La tierra está sorda” al que no habéis dado demasiado bombo. Estamos ansiosos ya por escuchar nuevos temas. ¿Para cuándo el próximo disco?
Llevamos más de un año trabajando y nos queda otro tanto. Voy componiendo canciones para después trabajarlas en "La Industrial Del Ruido" (nuestra bajera). Espero que todo esté preparado para que salga hacia setiembre, octubre de 2019.

- Después de un triple disco, extenso y tan variado en su temática, ¿qué podemos esperar?
Esta vez parece que va a ser cuádruple. Una media hora de duración cada disco, en total dos horas de canciones extrañamente bonitas. Algunas tan demoledoras como la pena de muerte.



- La realidad no para de superar la ficción. ¿Seguirá siendo fuente de inspiración?
Para mí la realidad siempre es fuente de inspiración. Unas veces soy capaz de reflejarlo en una letra, otras muchas me quedo con las ganas.

- Nos hemos acostumbrado a conciertos de más de 3 horas y a que nos sorprendáis con diferentes formatos. Ahora una gira por teatros, ¿qué vamos a poder disfrutar en esta ocasión? ¿Alguna similitud con lo que vimos en el Teatro del Barrio o en el Juan Bravo de Segovia?
Básicamente aquello fue la chispa de lo que viene. Hemos continuado trabajando con ese formato y añadido vientos a la banda con lo cual los arreglos han hecho mas grande la sonoridad. Ahora somos nueve músicos en el escenario disfrutando de un buen puñado de canciones, cada vez más pasionales.

El Drogas: Gira teatros

- Para terminar, Enrique, ¿qué planes tienes para después de esta gira?
Como ya he comentado antes, si quiero que el nuevo trabajo esté para mitades del año que viene, debo cerrar la gira un año antes para poner todo en orden (o desorden, siempre depende de cómo se mire) y preparar con tiempo el desastre que se me viene encima.

Muchas gracias por tu tiempo y por seguir emocionándonos en cada letra
Ha sido un placer contestar a tus preguntas.

Autora: Leticia RC

0 comentarios: